Sueño C: Omen

Por Quidec Pacheco

Omen miró su nombre escrito en la tierra. La tierra era celeste. Su nombre se escribía con sangre de un buey que se desangraba desde el cielo. Corrió, porque ahora todos sabían su nombre, pero la tierra era más seca y fría, helada, quebradiza, congelada, resbalosa, transparente, corría sobre el océano helado y traslúcido, a un horizonte que no llegaba. Miró detrás de si.

La res, de pie. Sus grandes cuernos tapando el sol. Su cuello rebanado dejaba salir un hilo de perlas que chocaba contra sus manos obscuras. Abrazaba las perlas, pero sentía que un hombre de su misma tez introducía su mano en el pecho, le apretaba el corazón. El hombre era él, Omen, viejo.

El dolor de su corazón lo transformaba en una bestia, del dorso de su mano salían unas grandes uñas verdes, duras. Destazaba a golpes a la gran res que estaba de pié frente a él. Golpeaba el hielo y se quebraba, y caía en el agua, cortando y cortando y cortando hasta que el cuerno del buey llegó con fuerza a atravesarle la mejilla izquierda.

“Omen. Arriba, es un sueño. Arriba”.

Se sobó la mejilla mientras Hanna, la irlandesa, se sentaba en su camilla militar. La tienda estaba fría, como el agua.

“Ponte tus botas, nos toca el desayuno”.

El soldado se amarró el calzado fuerte, y brincó, aún pensando en su niñez africana y el sueño de la res. Salió de su tienda, nunca dejaría de impresionarse por el cielo de metal bajo el que vivían. Conocía el camino a la cocina comunitaria como la palma de su mano, así que tomaba atajos por filas de tubos, rejas y escaleras de cobre.

Al llegar, vio el menú de ese día: hamburguesa. Entró al congelador, tomó una de las reses y la deslizó colgando del techo, hasta estar cerca de la entrada. La miró de reojo.

Era ella.

La res de su sueño.

Lentamente, se arrodilló. Dio gracias a la res por dar su vida para que él comiera. Un poco de sangre congelada cayó de lo alto.

Escríbeme algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s