#32: De Gatos y Estados

Para mejores efectos, léase lo más rápido posible, en voz alta.

Un hombre descubrió la manera de contaminar el plasma -cuarto estado de la materia- con toxinas e indumentaria para crear un tipo de fuego venenoso.

“¡Lo llamaré Toxo-plasma! Tendré que darme a la tarea de informar al mundo científico”.

Llamó por teléfono a su amigo Manuel.

“Hola, ¿Manuel?”

“¿Sí, quién es?”

“Oscar”

“Mira pues, ¿qué tal, cómo te va?”

“Genial, acabo de descubrirme el Toxo-plasma”

“¿Desde cuándo tienes gatos tú, hombre?”

“Yo no tengo gatos”

“¿Entonces cómo tienes toxoplasma?”

 “Serás recontratarado, que tengo Toxo-plasma, no toxoplasma”

“¿Y qué no es lo mismo?”

“No, no es lo mismo”

“Porque yo sé del toxoplasma que es el bichito este que te da por los gatos”

“No es ese. Es otro. Yo lo inventé”.

“Ah pues si tú lo inventaste ¿cuándo iba yo a adivinarlo? En ese caso yo te invento otra cosa y no te digo”.

“Pero ya te había dicho de mi proyecto, hombre”

“¿Ya? ¿Cuándo?”

“Antier, que te ibas muy deprisa del bar”

“Ah sí hombre, que no te puse atención. Llevaba a mi gato con el médico porque me preocupa”.

“¿Qué tiene?”

“Toxoplasmosis hombre, ese que te da de los bichicitos por los gatos”

“Ya, ya, me acabas de decir”

“Y tú me acabas de decir que inventaste el toxoplasma, y no es cierto, yo ya lo conocía de antes”

“No inventé ESE toxoplasma, inventé MI toxoplasma”

“¿Y cuál es la diferencia? De todos modos tengo que llevar al gato al médico por los bichitos esos, lo pronuncies como quieras”

“No hombre, no es la pronunciación nada más, he descubierto otro estado de la materia”

“¡Mira que me has sorprendido! Oscar, mi amigo, descubriendo el cuarto estado de la materia”

“No hombre, que el cuarto estado es el plasma”

“¿Y el tuyo qué es?”

“Toxo-plasma”

“Ah, ¿el del bichito este que te da por los gatos?”

“¡No! ¡Que no es el del bichito este que te da por los gatos!”

“Pero bueno, explícame entonces, porque yo ya me confundí. Cuando a mi gato le dan los bichitos estos cambia su estado de la materia porque… ¿?”

“¡No animal, no cambia el estado de la materia con la toxoplasmosis!”.

“¿Entonces para qué me hablas? Que se me hace tarde para llevar al gato con el veterinario porque tiene los bichitos estos del toxoplasma”

“¡Chau!”

“¡Chauuu!”

Irritadísimo, Oscar se recluyó en un módulo, forzándose a escribir su descubrimiento. Tal ves así sería más fácil de explicar.

Palabras para la próxima semana: Pluma, Comunidad, Propipeta

2014-07-03 00.50.26

Escríbeme algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s