#28: Las Bellezas Olvidadas

“Recordará usted la obra acróstica de Arquímides Pacheco, cerca del 2072, y su incipiente marea de artistas subcutáneos que provocó la chispa de aquél Monde en Bleu alzado como antorcha sobre la terraza de su casa. Hombre, que yo no creo haber visto arte así en años”.

La señora con una elegante piel de tigre sobre los hombros, sostenía la plática y la bebida entre sus dedos esqueléticos. El individuo se removía quejumbrado en el asiento de cristal y ónice, mientras reacomodaba la trenza de su pelo. Se detuvo cuando la bata de baño se le empezó a abrir, así que acicalándose y guardando su cuerpo, el viejo continuó:

“Es una verdadera pena que lo haya derrumbado de su trono artístico Goliat en tan solo 3 años. Digo, nadie niega la importancia de Pacheco, y el legendario Autobús en Llamas, pero cuando anunció el Monde en Rouge, ya todos sabían que se le había terminado la imaginación”. La vieja de piel reajustada y floja se incomodó por el comentario, dando una sonrisa irónica con ojos entrecerrados.

“Sabe usted bien que Goliat fue un fracaso para el mundo del arte. Fue una mera herramienta de transición sin trascendencia artística alguna. Se conocen más sus frases que sus pinturas, y quienes las conocen, bien saben que no dicen nada”.

“Pero ¿usted qué sabe de lo que hablan los lienzos, Hermenegilda? Nada. No tiene idea de lo que significa apreciar el arte”. Se paró al fin de la incómoda pero millonariamente apreciada silla de diseñador que más bien parecía una roca de diseñador. Leandro jamás lo admitiría, antes muerto que negar al arte fino.

“¿Yo? ¿Qué sabe usted, que idolatra a Nietszche con sus obras controversiales, que no son más que un juego mental, una burla al intelecto? Comprobar quién puede darle más sentido a sus disparates y reír desde las sombras de la muerte”.

“¿El nuevo Nietszche o el viejo Nietszche?”

“El nuevo, claro”.

Leandro refunfuño desdeñosamente, y se dirigió al balcón: pinos púrpuras y ámbar se extendían hasta donde llegaba el ojo.

“Digo, el solo hecho de que usted piense que Arquímides estuvo en la cúspide artística sólo demuestra su pobre capacidad de comprensión de la belleza verdadera. Debería avergonzarse de su mal gusto, tal vez por eso no logra comprender al segundo Nietszche tampoco. Por su ineptitud en las cuestiones del alma humana. No me sorprendería que estuviera enamorada del Pingüino a Mediodía de Armando Doppler también”.

“¿Alma humana?” ella dijo poniéndose de pié, y arrojando el costoso vodka dorado por el suelo de la terraza, y sujetándose el vestido de cóctel para que siguiera de sostén para sus pechos caídos. “Qué extraño escuchar eso de un hombre desalmado. Y para su información, los pingüinos afectaron tremendamente el declive del ecologismo en la década de los ochentas”.

La discusión se intensificó, y entraron a la casa en un intercambio acalorado de palabras. Pronto se fue de las manos hasta convertirse en una guerra de objetos costosos, que se quebraban sin reparo en las pérdidas monetarias… pero la sirvienta que recogía el vodka dorado del suelo no escuchaba el alboroto que había tras las puertas de cristal tan efectivas enmudeciendo la privacidad de los ostentosos.

Tomó un cristal y se detuvo a observarlo. Lo acarició un poco, y cortó su dedo. Entonces vio algo: un mensaje, una señal en los materiales, que sólo sus ojos revelaban. Tenía que comunicarlo al mundo, así que con su sangre, pintó sobre la mancha brillante un hermoso símbolo. Sonrió, y todo el cosmos sonrió con ella porque había significado y trascendencia en la mancha frente a ella.

Había belleza.

Palabras para la próxima semana: Agujero, Antena, Nintendo

2014-07-03 00.38.24

Escríbeme algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s