¡Hola, crayola!

¿Andas buscando mis escritos? Échales un ojo aquí mero. Si buscabas otra cosa, síguele dando más para abajo.

 Chido.

Quidec Pacheco

¡Hola hola! Soy Quidec Pacheco, escritor, editor, guionista y tallerista. Trabajo como Editor en Fixión Narradores (haciendo cómics) y suelo dar clases de Escritura Creativa. He colaborado en publicaciones como Penumbria, Vocanova, El Ojo de Uk y más, y aunque he ganado uno que otro premio, eso es opacado por mi profundo odio a los gatos y mi amor al chicharrón y el absurdo.

Qgrid1

Mi nombre es Quidec. Nací en 1988. Me gusta escribir, pero resulta que a otras personas también les ha gustado lo que escribo.

Cosas que también me gustan: Ciencia Ficción, música nueva, cómics, catolicismo, videojuegos, chicharrón, anime y leer.

Mis escritores favoritos son Douglas Adams, Trenton Lee Stewart, Jason Pargin (David Wong), Gustavo Adolfo Bécquer e Ikram Antaki (esa última es  de radio, pero ya qué).

Ojalá te lleves algo chido de aquí.

Qgrid2

Servicios

Lettering

El trabajo más odiado de los cómics: Lettering. Tengo experiencia rotulando varios títulos desde hace poco, y más de 10 años de experiencia en medios y diseños digitales.

(más…)

Edición

Sean correcciones de estilo, gramática o la espantosa ortografía, la Edición es lo mío. Tengo facilidad para lograr que un texto sea coherente y redondo, desde siempre.

(más…)

Creación

Hacer una historia desde cero es algo para lo que me he entrenado durante años. La Creación se me da, no por suerte, sino por la alta capacitación que he tenido y sigo teniendo.

(más…)

Textos Publicados

Hay bestias que ladran y arañan, terribles habitantes del vaho helado. Mis bestias callan y ven, desde orillas mohosas oliendo a popurrí, bajo papeles notables en un cajón lodoso y altivos, desde montañas de madera. Cobardes, resguardados por débiles sirvientes y desobligados.

Libros.

Malditos y largos. Hirientes.

Mátenlos con plata, con sol. Quémenlos en la estaca y sáquenles el corazón. Páginas de mentiras para bañar mi filo.

Hoy mueren libros.

Una nube congelada me moja el bigote de luna, brillando a los ojos de Dios, que conoce la noche. Avanzo, sintiendo el piso encharcado, la puerta centenaria, el calendario de 1886. Desvío la mirada: leer es un acto divino que no merezco. Pero aún no es tiempo de vaciar mis ojos con este cuchillo. Primero, al horror plano.

Un monje de largos hábitos escudriña por vela y anteojo un cuaderno de papeles cebosos, amarillos. Bien: libros podridos por sus propias palabras.

Soy un aire, un ruido de la noche que lleva al hombre a la ventana. Aprovecho: tomo el más gordo, ofensivo y degradante volumen por su lomo y lo parto en dos. Un grito ahogado y las sombras grises lamen sus ojos. Entro de puntillas, sudoroso. Los hombres santos merecen muertes viejas, pero este ha protegido las páginas del idioma, la cuna de confusión, y por eso muere con sus páginas.

Libros.

De mi chaleco obtengo una pequeña bolsa que se mueve. La abro y la estrello contra una esquina: decenas de insectos amarillos salen a esconderse por los interminables pasillos de la biblioteca. Tomo la vela que el monje tenía encendida, y la acerco a varios tomos en las puntas de los corredores; con cuidado, las letras amenazan con dominar mi mente, símbolos sucios invocando ánimas dentro de mi cráneo. Hoy no, hoy ardan como el diabólico incienso que son, cuadernos de iniquidad. Los bichos levantan chispas al aire nocturno, y pronto la bóveda de falsa sabiduría se ve carcomida por los insectos que, apurados como lenguas de calor, destruyen con lava, baba y mordidas las páginas eternas.

Escalo hacia el techo de la abadía, saltando de cornisa a cornisa. Al fin, desde la entrada a mi laboratorio observo la confusión y muerte de la universidad. Las bestias que ladran de noche, aventando poemas y sofismas en las esquinas, alimentando las mentes podridas del hombre sencillo, ahora perecen entre llamas que no ven, quemados por dentro gracias a la línea impura que los conecta a los ejemplares carbonizados. Hombres, mujeres y niños explotan en brasas desde adentro, y aún en su ignorancia la magia oscura es derrotada. Yo, el Positivista, estaré para mostrar que la pura experiencia y experimento, de frente a los sentidos, es la única verdad real ante Dios.

Libros. Atajos del hombre, perdición de la memoria. La puerta ancha.

Contáctame

Publicación en: Penumbria 49

Libros Cuento Seleccionado en Penumbria 39

Una chica en sudadera amarilla y pantalón pesquero se aproxima con las manos en las bolsas. Entra a una tienda departamental y entre las ofertas halla a una mujer con la mirada seca: la gerente del lugar. Después de una sonrisa, la niña se mueve rápido y le detiene una mano a la gerente por su espalda. Con la otra, le hunde la punta de un picahielos rojo y pulsante en el costado.

—Como te muevas, te mueres, pinche lengua larga.

La gerente mira a la chica, revelando momentáneamente una cara de lagarto irritado. (más…)

Misterio Marca Palomita 33 Cuento Seleccionado en Revista Fantastique

Jales

Víctima

Víctima es un cómic mexicano sobre una superheroína que activa sus poderes con diferentes bebidas alcohólicas. María, de 16 años, sufre la muerte de sus papás y su hermana a inicios de la revolución mexicana, en 1911. Decide intoxicarse con tequila, pero sólo pierde el conocimiento y despierta 106 años después, en un Monterrey muy diferente al que conoció. Tendrá que lidiar con su nueva fuerza y su creciente alcoholismo mientras protege la ciudad de enemigos corruptos, poderosos y muy picudos. (más…)

Mánager Editorial

Fixión Narradores es una editorial mexicana profesional de cómic y novela gráfica, y trabajo con ellos desde el 2015. Actualmente me desempeño calendarizando y dirigiendo los proyectos próximos a publicarse, lidiando con la logística para que la entrega de los títulos pueda hacerse con la menor cantidad de retrasos posibles, y además funjo de editor en varias de las mismas obras.
(más…)

Taller de Producción Literaria

Imparto un taller de producción literaria para escritores que tienen problemas creando contenido, con “bloqueos” o que simplemente son flojos. Es un programa extremo de trabajo que los obliga a crear historias y cuentos semanalmente, además de recibir retroalimentación directa de mi parte cada semana. La idea es salir con 34 relatos nuevos, aproximadamente, y aprender de la teoría cuestiones básicas (y no tan básicas) de la literatura.
(más…)

Vamos a Platicar

Va. Cool. Puedes mandarme un correo a oye@quidec.com o contactarme por cualquiera de mis redes sociales (facebook es en la que respondo más seguro). Ya sea que quieras que hablemos de impartición de talleres, encargos de lettering o para mandarme memes, ando abierto a cualquier mail. ¡Échale!

 A ver…

Concursos Perdidos

Un registro fiel de todos los lugares a los que he mandado cuentos, novelas o cómics y que me han rechazado por escribir pata, para que no se me olvide que tengo que mejorar siempre.

 

2013 // 7mo Concurso Literario Internacional Ángel Gavinet

2013 // Concurso de Microrrelatos “Mis Vacaciones Ideales” de ViveLibros

2014 // 7mo Concurso de Microrrelatos de Terror y Gore

2014 // 1er Certamen de Microcuentos “99 Crímenes Cotidianos” de La Pulga Editorial

2015 // Beca de Jóvenes Creadores FONCA

2015 // Concurso de Cuento Sttorybox

2016 // Certamen de Ciencia Ficción “Ramiro Garza” 2016, Categoría SciFiku y Poema

2016 // Penumbria 33

2016 // Penumbria 34

2016 // Premio Nacional de Cuento Fantástico Amparo Dávila

2016 // Premio Nacional de Cuento Breve “Julio Torri”

2016 // Beca de Jóvenes Creadores FONCA

2016 // Cuento José María Mendiola 2016

2017 // Windumanoth

2019 // Penumbria 46

2019 // XXVII Certamen Literario Juana Santacruz

2019 // Windumanoth

2019 // Revista Homúnculo (Espectro Ediciones)